El nuevo entorno digital de Grupo Aval

Un espacio flexible que se transforma permanentemente

El concepto industrial del lab está inspirado en la demografía de los usuarios que en su gran mayoría son millennials.

Diseñamos para un espacio sin jerarquías y con responsabilidades compartidas, donde los momentos de tensión se equilibran con los de distracción y es permitida una cerveza, un partido de ping-pong o competencias de play station entre las mesas de trabajo.

En el laboratorio todos los espacios son flexibles y se conectan entre si, esto permite que se viva en su interior una experiencia de transformación permanente y que el diseño contribuya a la innovación y a la dinámica que exigen los procesos ágiles de trabajo en equipo.

Cada mesa o célula de tiene bajo su responsabilidad un desarrollo diferente, el seguimiento del trabajo desarrollado es permanente y esto requiere de muchos espacios y tableros de seguimiento que cambian varias veces al día.

Para el diseño de este espacio tuvimos en cuenta algunos conceptos de neuro arquitectura, el que más se evidencia es el del empoderamiento que asegura que mientras más control tengan las personas que trabajan de su propio espacio , se logran mejores resultados en términos de creatividad, que es necesaria para lograr crear productos innovadores. El control del espacio se logra permitiendo la intervención del mismo a los equipos de trabajo; Elementos como los lockers con puertas de pizarras y los tableros hacen posible una intervención controlada que hace del diseño algo único e irrepetible. EL ADL sin inaugurar es solo el lienzo.

Comparte este artículo

Deja un comentario