Cada día se habla más de la ventaja competitiva que tiene una marca sobre otra, si tiene un propósito claro, si lo comunica, cómo lo hace tangible y que le ofrece a la comunidad. 

Si estás pensando en construir el propósito para tu marca, debes saber que esto requiere un compromiso a largo plazo, tan largo como su vida misma. 

Cada vez somos más los que entendemos que si el mundo no cambia ya, las futuras generaciones no tendrán un sitio donde vivir ni construir sus sueños.   

Sabemos que no podemos dejar la tarea de recuperar el planeta a los que vienen y si no lo hacemos ya, el daño social y ambiental será cada día mayor, las diferencias serán cada vez mas marcadas y el futuro de la humanidad no será para nada alentador. 

Si no tenemos en cuenta que lo que debemos hacer es pensar en comunidad, habremos sido los directos responsables de la miseria y el hambre de todo el planeta. 

Visto desde el punto de vista de las marcas; Si estas no hacen las cosas bien, estarían haciendo más daño al planeta que nosotros mismos, debido al impacto que logran en la gente, forma de pensar de vivir.  

Si todas las marcas del mundo se comprometieran a ayudar y le devolvieran al planeta y a su gente todo lo que han recibido de ellas, estaríamos caminando por el camino correcto 

Un ejemplo claro del daño que una marca irresponsable es el de las empresas que producen, diseñan o adquieren empaques de poliestireno expandido no reciclables y mucho menos reciclados. ¿Será que ellos no saben que el icopor se degradará en 150 años o más?, contaminará el medio ambiente y circulará por nuestro ecosistema causando la muerte de millones de animales que por error lo consuman como alimento. Me pregunto cómo alguien consciente es capaz de diseñar, comprar o producir algo con este material. ¿Que hace falta para que no lo usemos más? 

El propósito de todas las marcas debería ser en principio no dañar más nuestro planeta ni nuestra sociedad, ofrecer al mundo productos que no afecten la salud de quienes los consumen. Si las empresas y las marcas que las representan fueran responsables, este sería un mejor lugar para vivir y crecer como sociedad. 

Este mundo no necesita súper héroes que luchen contra el mal, necesita que el mal se extinga y eso lo lograremos con consciencia social, económica y ambiental. 

Ten en cuenta que la vida de tu marca puede ser más larga que tu propia vida y por eso es indispensable la sostenibilidad como pilar fundamental del logro empresarial. 

¿Sabes cual es el propósito de tu marca?

Conoces sus iniciativas, te parece que podría hacer más de lo que hace? 

Autor: Adriana Ceballos – Diseñadora Gráfica